Triste, cansada y sin flores

De la ausencia de la compañía, estas tu; todos mis caminos del laberinto llegan a ti; mi siempre fiel amiga, la que nunca se va.
La soledad.
La que nunca llena el ojo, la que siempre se queda con la sensación de más; de un vacío que no sabe si tiene fin.
Como el niño obeso que nunca siente saciar su hambre.
Como el perdido en el universo.
No le encuentras pies ni cabeza.

Así me describes, así me discriminas; así lo hago yo contigo, por que nos ganó el amor, por que sigo enamorada de ti. Pero no nos conocemos.

20130718-090255 a.m..jpg

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s